utopía andante | melómana incurable | cinéfila | adicta a los libros | hija de escritores | alma de artista

triste intento de fotógrafa | chef principiante | algún día periodista y traductora

Los que se arriesgan a leer mi locura:

Crono(lógica)mente.

19/5/14

Eso era amor.









Ella me daba la mano y no hacía falta más. Me alcanzaba para sentir que era bien acogido.
Más que besarla, más que acostarnos juntos, más que ninguna otra cosa, ella me daba la mano y eso era amor.



-Fragmento del libro "La tregua", de Mario Benedetti.

12 comentarios:

Belén Be dijo...

<3

Melissie dijo...

AMOR

Amapola dijo...

De misfragmentos preferidos! <3
Solía recordar la fecha, 3 de febrero?

Un abrazo Ceci! :)

raúl dijo...

qué sencillo, y qué lindo :)

raúl dijo...

qué sencillo, y qué lindo :)

Kat Yang. dijo...

Es tan sencillo y tan hermoso a la vez... Me ha gustado mucho ;)

Un besote, Ceci.

Darío dijo...

El gesto simple, nada ampuloso, era amor y es y será. Un abrazo.

Eli Cascab dijo...

Hola, ¿qué tal?
Has sido nominado a dos premios en mi blog:
http://persuaciondeinocencia.blogspot.com.es/2014/05/doble-nominacion.html
Espero que pases a recogerlos :)
Un saludo muy grande y felicidades.

Candecande dijo...

Amo esa cita, tan breve, simple,contundente y verdadera.

L. Avellaneda dijo...

Me encanta mirarle las manos a los hombres... Y el dárlas me parece además de un gesto de gratitud un hermoso, hermosísimo gesto de amor.

Es un genio Mario. Amo este libro. Es maravilloso.

Amapola dijo...

Ceciii! Me mudé de blog! Te espero cuando quieras :)
http://atravesdelinvierno.blogspot.com.ar/

Abrazoooo!

Lia A.G. dijo...

Um, lindo:3