utopía andante | melómana incurable | cinéfila | adicta a los libros | hija de escritores | alma de artista

triste intento de fotógrafa | chef principiante | algún día periodista y traductora

Los que se arriesgan a leer mi locura:

Crono(lógica)mente.

15/9/14

Gracias por venir.

 "A ciencia cierta, no se sabe bien qué es lo que te conecta con un artista en particular. Ni siquiera hay razones lógicas para explicar hasta qué punto un simple músico puede transformarse en un ser decisivo en tu vida. En definitiva, sólo se trata de canciones de tres o cuatro acordes. Música ligera." - MARTÍN CICCIOLI



Hasta este momento no reuní el coraje para sentarme a escribir lo que siento. Necesitaba asimilarlo. Estoy bien, la vida sigue como siempre y no tengo motivos reales para quejarme de nada... pero lo cierto es que una parte mía murió el jueves 4 de septiembre. 
Ese día de sol me levanté como en cualquier otro y me fui al colegio. Fue una mañana linda y tranquila. Al mediodía, es decir al comienzo del próximo turno, el plan era hacer un pic-nic durante la hora de Inglés. No podría haber salido mejor, todos la estábamos pasando más que bien. En un momento dado, se acerca un compañero de otro curso y dice algo con la voz medio cortada. Todos me miran a mí. Le pregunto qué dijo y me suelta un "murió Cerati". Se me aflojaron las piernas. Más de una vez se había difundido esa noticia con el objetivo de hacer una broma infeliz, así que le rogué que me jurara que no era cierto. Y me dijo que sí, que era cierto, que él no haría ese tipo de bromas y que también estaba shockeado.
Se me llenaron los ojos de lágrimas y me fui corriendo al baño, no quería que me vieran. Lloré preguntándome por qué tenía que ser así, hasta que en un momento me dije a mí misma que debía ser todo mentira. Me sequé las lágrimas, salí al merendero y fingí que no pasaba nada. Me puse a googlear la noticia y en la página oficial habían publicado esto:

Jueves 4 de Septiembre de 2014

En el día de la fecha lamentamos compartir con ustedes esta información:
"Comunicamos que hoy, en horas de la mañana, falleció el paciente Gustavo Cerati como consecuencia de un paro respiratorio".
Dr. Gustavo Barbalace, Director Médico de la Clínica ALCLA
Despediremos a Gustavo a partir de las 21hs. en la Legislatura Porteña, Julio Argentino Roca 595, Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
Les agradecemos el respeto y la consideración conque siempre acompañan a nuestra familia.
Familia Cerati

Me desmoroné por completo. Me empezaron a llamar y mensajear varios amigos que conocían la profunda admiración que siento hacia Gustavo, pero yo necesitaba hablar con alguien que sintiera lo mismo que yo. Alguien que estuviera llorando como yo, alguien que lo amara tanto como si lo hubiera conocido desde toda la vida. Traté de comunicarme con esos amigos, aunque más no fuera para compartir la pena. 
El resto de la tarde en el colegio fui un fantasma. Estaba, pero no. No quería llorar en el curso, mis compañeros iban a pensar que estoy loca o que soy una exagerada, pero se me venía eso a la cabeza y sentía que me iba a desmayar. Apenas salí me fui directo a mi casa. Llegué y mi mamá me estaba esperando. Nos abrazamos sin decir una palabra y por primera vez pude llorar bien. Prendimos el tele mientras yo trataba de tranquilizarme y en casi todos los canales hablaban de él. Los noticieros hablaban de la muerte; los canales de música le rendían homenaje transmitiendo su música, sus videos, sus entrevistas. En todas las redes sociales se hablaba de él. 
Esa tarde tenía Inglés pero no me quise mover de mi cama.  Me dormí llorando, y me desperté más tarde con su voz en el televisor. Era otro homenaje, pero con la canción "Zona de promesas". Me corrió un escalofríos en todo el cuerpo por la letra de la canción, y lloré desconsolada.


Mamá sabe bien
perdí una batalla
Quiero regresar
sólo a besarla

No está mal ser mi dueño otra vez
Ni temer que el río sangre y calme
al contarle mis plegarias

Tarda en llegar
y al final, al final
hay recompensa
Gustavo Cerati fue el mejor músico que la Argentina tuvo suerte de dar a luz. Un artista desde los pies hasta el alma. Alguien capaz de hacer que la vida sea más linda con cada palabra y cada acorde. Desde sus comienzos con Soda Stereo hasta su último disco solista, demostró que era capaz de incursionar en varios géneros y en todos componer obras de arte.
La mayoría de mis amigos lo escuchan por herencia, es decir que papás y hermanos les transmitieron el amor por Cerati desde chicos. Mi caso fue distinto. Cuando tenía seis años, en mi casa se veía un unitario transmitido por Canal Trece que se llamaba "Locas de amor". Estaba protagonizado por grandes actores argentinos y la trama era buenísima, pero a mí desde el primer capítulo lo que me llamó la atención fue la canción de la intro. Me fascinaba, la cantaba todo el día. Me puse a escribir la letra en un cuaderno y la llevaba a todos lados. Esa canción era "Tu Locura", compuesta especialmente para el unitario. Hoy, es la letra de ese tema la que le da origen al título de mi blog:


Desde ese momento no me pude separar más de la música de Gustavo. En el año 2006, cuando salió su disco "Ahí Vamos", estaba pegada al televisor esperando sus videos en los canales de música. Me aprendí de memoria las letras de "Crimen", "Adiós" y "Lago en el cielo". En el año 2007 todos los noticieros hablaban de la vuelta de Soda Stereo y recuerdo que los fans estaban enloquecidos. A mí todavía no me llamaban mucho la atención la banda porque a excepción de un par de temas no conocía muy bien su trabajo, pero por Gustavo vi completo el recital que se transmitió en un canal. 
A mis doce años, cuando salió "Fuerza Natural", ya era una fanática. Estuve atenta a la gira del disco a través de Twitter y otras redes, pero era chica y ni hubiera soñado con ir a un recital en ese momento porque sabía que no me iban a dejar. Además, estaba súper segura de que iba a tener miles de oportunidades de ver a Gustavo en vivo. 
Cuando tenía trece, en el año 2010, ya me había escuchado todos los discos de Soda Stereo mil veces, al derecho y al revés. Me enojaba muchísimo cuando alguien decía que le encantaba la banda y sólo había escuchado "Persiana Americana" y "De Música Ligera". Sonará exagerado, pero hasta se me murió el amor por un chico a causa de eso. 
El 15 de mayo de ese año una noticia shockeó a Latinoamérica: Cerati había sufrido un ACV (accidente cerebro vascular) luego de un recital en Caracas, Venezuela; y estaba en coma. Me asusté mucho, pero desde el primer momento tenía la certeza de que se iba a despertar.
Pasaron cuatro años y la esperanza no se fue nunca. Estuvo ahí, siempre intacta. Me hice cada vez más y más cercana a su música. Sus canciones llegaron a ser parte de mí, de mi vida. Siempre llevo discos de él en mi celular, y cuando estoy mal por algo, o cuando tengo ganas de que el día sea aún mejor, me pongo a escucharlo.
Me emocioné muchas veces escuchando a su mamá hablar sobre las mejorías de Gustavo. Parte de mi esperanza fue gracias a esa mujer ejemplarmente fuerte. También se me puso la piel de gallina cuando se supo que Gustavo movió las manos con la visita del Flaco Spinetta. Y cuando el Flaco partió, me comencé a preocupar por cómo le irían a dar la noticia a Gus.

Es por todo esto que una parte mía se fue el 4 de septiembre. De una forma inexplicable y hermosa, yo estaba profundamente enamorada de Gustavo Cerati. Estaba enamorada de su música, de su voz, de su forma de pensar y de encarar la vida, de su sentido del humor único. Es alguien a quien nunca vi personalmente, pero que conocía desde siempre.
Me duele en el alma saber que nunca más va a agarrar su guitarra y ponerse a tocar; pero hoy más que nunca sé que Cerati es infinito, que su legado es eterno y que nunca se lo va a olvidar. Sé que quiero que su música me siga acompañando el resto de mi vida, y me encantaría que algún día mis hijos descubran sus canciones como un tesoro, como alguna vez lo hice yo.


Gracias por venir a cambiar la música para siempre. 
Gracias por venir a iluminar el mundo con tu presencia. 
Gracias por cada minuto de felicidad que nos diste a miles de personas. 


Gracias por venir, Gus. 

8 comentarios:

Eli Portela dijo...

Ceci, Gus, además de todo lo que hizo, todo lo que fué y todo lo que infinitamente va a sentirse de él por acá, te hizo quien sos, lo que creo es bastante. Y de yapa, nombró tu hermoso blog que espero no pare de crecer, ahora más que nunca.
Es una pena que físicamente no esté más, pero una pena de las buenas, porque dejó por estos lugares mucho, muchísimo; en algunos más que en otros.
Ya su nombre, Gus, a mí, que nunca ni por asomo sentí tanto amor por alguien a quién técnicamente no conocí me produce escalofríos y me llena la cabeza de canciones.
Imagino que, como decís, va a llenar siempre algo dentro tuyo y es hermoso, él, vos, y lo que van a construír, él sin saberlo y vos así de intensa, durante lo que queda de tu vida y más si tus hijos siguen recordándolo.
Gracias por venir, Gus, y gracias Ceci por dejar que te leamos, en tus palabras, que se agradecen.
brazo grande Ceci (otro), y ¡a no dejar que su música se apague ni su nombre se olvide!

Darío dijo...

Y también permanecer...

M. E dijo...

Llorando a lágrimita vergonzosa, yo.
Me acordé de vos, de verdad, cuando escuché la noticia. Con eso, ya te digo todo. Para el amor, para la conexión, yo creo que no existe distancia suficiente.

¡Abrazo, más que grande, para vos!

tierras del sol de medianoche dijo...

w, he de reconocer que no conocia al cantante pero si puedo asegurar que sé bien lo que se siente cuando alguien a quien de forma indirecta te has atado tanto se va y sientes que muere contigo una parte de ti que sabes que no volvera nunca...
Un besazo y mucho animo♥

Elilith dijo...

Hola.

No le conocía pero he leído toda la entrada y me ha parecido preciosa. Sin duda es una auténtica pena que haya fallecido. Muchísimo ánimo y espero que día a día logres estar mejor. <3
Me ha gustado mucho mucho tu blog, me quedo :)
Besos desde Andrómeda.

MaryJane dijo...

Es hermoso todo lo que escribiste. Yo empecé a darle bola en el 2004 cuando tenía 12, por una amiga que era fanática, yo no llegué a serlo pero le tenía una gran admiración (tengo, ¿por qué hablar en pasado?).
Me puse muy triste cuando supe la noticia, realmente era algo que no quería creer, no quería asumirlo, tenía la esperanza de poder verlo, los ojos se me llenaron de lágrimas cuando prendí la tele y me enteré.
Es un perdida dolorosa, pero el premio que tienen los grandes músicos es que nunca son olvidados, perduran en los recuerdos de todos, fanáticos o no, seguidores o no, su música, su legado es algo increíble y que trasciende, por suerte.
Abrazo enorme!

P.D.: El tema que subí, lo conocí gracias a un libro, no conocía esa pelicula, cuando me saque los parciales de encima la voy a ver ☺

Ana Belén dijo...

Me encantaría poder comprender como te sientes, y la verdad es que tu entrada me ha hecho acercarme un poco más a ti, lo siento muchísimo, auqnue a la vez me ha parecido preciosa.
Amo tu blog.
Un besazo <3

Meli ^^ dijo...

Me hiciste emocionar, es una entrada tan sentida y llena de amor.

Un abrazote