utopía andante | melómana incurable | cinéfila | adicta a los libros | hija de escritores | alma de artista

triste intento de fotógrafa | chef principiante | algún día periodista y traductora

Los que se arriesgan a leer mi locura:

Crono(lógica)mente.

12/1/13

12 segundos de oscuridad.


Gira el haz de luz, para que se vea desde alta mar.
Yo buscaba el rumbo de regreso sin quererlo encontrar.
Pie detrás de pie, iba tras el pulso de claridad.
La noche cerrada, apenas se abría, se volvía a cerrar.
Un faro quieto nada sería.
Guía, mientras no deje de girar.
No es la luz lo que importa en verdad, son los 12 segundos de oscuridad.
Para que se vea desde alta mar...
De poco le sirve al navegante que no sepa esperar.
Pie detrás de pie, no hay otra manera de caminar.
La noche del Cabo revelada en un inmenso radar.
Un faro para, sólo de día. Guía, mientras no deje de girar.
No es la luz lo que importa en verdad, son los 12 segundos de oscuridad.
12 segundos de oscuridad.